El concepto

Stig Leander habla sobre la cuna-cama

“Observando a los niños tuve muy claro que la cuna-cama tenía que cambiar con ellos y formar parte de su universo.

La cuna-cama de Leander cambia al ritmo de los niños, de modo que no experimenten cambios en su entorno que puedan aportarles inseguridad en su pequeño mundo. La cuna-cama siempre es la misma y se va adaptando a las distintas etapas de su vida.

He mantenido esa expresión suave y ovalada, diseñando deliberadamente los elementos de modo que no se conviertan en un sistema angular de bloques. He intentado combinar la sencillez con la estética y la funcionalidad, mientras que los materiales tenían que ser sólidos y confortables. Quería crear un mueble que agradara y elevara la calidad de vida.

Su forma especial también indica que la cuna-cama es una entidad natural y, lo más importante, reconocible en todas las etapas del desarrollo. Aunque la cuna-cama cambie y aumente de tamaño, sigue siendo la misma. Como ocurre con su hijo”.