El concepto

Una cama en términos infantiles

”Cuando se es un niño, la llegada de un hermanito o hermanita es un acontecimiento emocionante. Pero cuando llega el momento de que el nuevo hermanito ocupe la cama de uno, comienzan los problemas en el mundo del niño.

Para mí, por lo tanto, era natural permitir que la cama infantil de Leander siguiera siendo la misma que la cama para bebé de Leander, para garantizar que el niño se sienta seguro y pueda seguir jugando igual que antes…

La forma ovalada y los extremos elevados estimulan la imaginación de un modo distinto y además es una forma con más vida que el tradicional mueble cuadrado... ¿Es la cama un barco, una castillo, una cueva?

La cama infantil se convierte además de forma natural en una opción para el niño que no quiere dormir en una cuna Leander para bebé en sus primeros años de vida”.